miércoles, 30 de septiembre de 2009

Subida a Artikutza

A petición de un participante, hemos subido las fotos de la edición del año pasado, podéis verlas aquí y bajaros las que queráis. Un saludo a todos y hasta el Sábado. Os adelantamos que el pronóstico del tiempo es bueno (soleado) para ese día.

domingo, 27 de septiembre de 2009

Swix V frente a Swix VR

En un post reciente, ¿Flúor para los esquís?, abordábamos el uso y función de los compuestos fluorados que incorporan algunas ceras, tanto de deslizamiento como de agarre. A raíz de aquel artículo, surgió con Xabi el comentario sobre las diferencias entre las ceras de agarre con y sin flúor. Al hilo de aquella discusión vamos a abordar aquí el tema de las diferencias entre estas dos líneas de ceras de la casa Swix. Como sabéis, las V son las más antiguas y llevan muchos años en el mercado con unos magníficos resultados, las VR (también llamadas krystal), más recientes y también más caras, incorporan flúor en su composición. Esta es la principal diferencia y la que va a determinar el distinto comportamiento de ambos tipos. Además, según el fabricante, la composición de estas ceras ha sido reformulada.

Como decíamos en aquel artículo, el contenido de flúor es fundamental en presencia de agua, ya que su efecto hidrófobo conseguirá evacuarla parcialmente, mejorando las prestaciones de la cera en esas condiciones. De esto se deduce, claro, que las ceras VR aventajarán a las V según nos vayamos acercando, o incluso sobrepasemos, la temperatura de fusión de la nieve.

Sentémonos a mirar por un microscopio un copo de nieve conservado a baja temperatura, supongamos -10ºC, y comencemos a calentarlo a razón de 1ºC por minuto, por ejemplo, observando atentamente lo que ocurre. Durante los primeros 5 minutos nos aburriremos mucho, los delicados cristales de la estructura del copo de nieve, no se modificarán en absoluto si no los tocamos. Desde el punto de vista de la función de agarre de la cera, en este rango de 5 ºC, todo va a funcionar más o menos igual (si bien es cierto que la fricción a -5ºC, derretirá más el hielo de esos cristales que a -10ºC, achatándolos más y exigiéndonos por tanto una cera un poco más blanda). Continuamos subiendo la temperatura y empezarán a ocurrir cosas cada vez a más velocidad a medida que nos acercamos y superamos los 0ºC, aquí, un rango de 5ºC es un abismo, Esa bella estructura en forma de estrella se nos desmorona por momentos y su forma a -2ºC o a 2ºC no tiene nada que ver, además, la más mínima fricción a esas temperaturas derrite el hielo casi antes de que la cera lo pueda agarrar.

Esto es lo que hace tan difícil acertar con las ceras a esas temperaturas, un error pequeño de apreciación o un pequeño cambio de temperatura suponen una diferencia de agarre muy grande y ahí es donde las ceras VR aventajan a las V. Gracias a sus distintas viscosidades, a su flexibilidad y a la presencia de flúor en su composición, las ceras VR se adaptan muy bien a temperaturas positivas. Por encima de los 0ºC tenemos además, desde la violeta VR50 hasta la VR75, cinco ceras distintas, mientras que en las V encontramos sólo tres, la violeta (V50), la roja especial (V55) y la plata (V60). Además y aunque su mejor rendimiento lo obtienen a su temperatura, las ceras VR tienen un margen de tolerancia o “flexibilidad” mayor debido a su nueva composición. Al mismo tiempo permiten un mejor deslizamiento que las ceras V por la misma razón que las parafinas fluoradas, evitar el efecto ventosa.

Este último aspecto es muy importante y fácil de pasar por alto. La función primera de una cera de agarre es, efectivamente, ser eficiente en el agarre, pero al mismo tiempo debe dejarnos deslizar cuando ha terminado de agarrar y aquí el exceso de agua juega, como explicamos en el artículo sobre el flúor, un papel protagonista que puede ser parcialmente controlado por la presencia de flúor. En este aspecto las ceras VR ganan por goleada.

Las ceras fluoradas tienen otra ventaja muy a tener en cuenta frente a las normales, éstas últimas se agarran a todo, incluida la suciedad presente en la nieve, en las VR sin embargo, el flúor repele la suciedad, atenuando el desagradable efecto de que vayamos recogiendo la porquería de la huella. Esto tiene dos efectos, uno, permite un mejor deslizamiento y dos, aunque en distancias cortas la cera sin flúor puede agarrar mejor, con el paso de los km la acumulación de suciedad va a provocar el efecto de que esa cera no va a agarrar bien. En esta situación y al cabo de unos cuantos km, resultará que las ceras con flúor agarrarán más.

En conclusión: ante temperaturas altas o humedad elevada, recorridos largos y presencia de suciedad en la nieve, la balanza se inclina, sin ninguna duda, a favor de las ceras de agarre con flúor.

Sin embargo, cuando el termómetro baja por debajo de -3ºC y en condiciones secas, las VR no aventajan para nada a las ceras V. Las clásicas azul (V30) o azul extra (V40) por ejemplo, funcionan de forma excelente a sus temperaturas.

viernes, 25 de septiembre de 2009

Esquí de fondo. Steve Hindman

Con el subtítulo de “Técnicas para disfrutar y mantenerse en forma”, este libro pretende ser, en palabras de su editor, un exhaustivo manual que abarque todos los aspectos del esquí de fondo. Escrito en 2006 por Steve Hindman, un monitor de esquí estadounidense y asesor de la revista Cross Country Skier, fue traducido al castellano en 2007 y editado por Desnivel ediciones.
Sí que es exhaustivo, a veces demasiado, llegando a poner tanto énfasis en la explicación de un ejercicio para trabajar el paso combinado, como para recordarnos que cerremos el coche con llave cuando aparquemos para ir a esquiar. Esto hace que, pese a contener información de interés, muchas veces nos empuje a pasar apresuradamente páginas llenas de obviedades.
Tras una presentación-introducción del esquí de fondo, aborda el proceso de aprendizaje desde los primeros pasos de alguien que jamás se ha puesto unos esquís, explicando luego cómo debe equiparse y vestirse.
El capítulo “Esquiar con niños” está muy bien, amplio, con buenos consejos y propuestas de juegos y ejercicios para enseñar a los chavales.
Un capítulo sobre ceras que empieza aconsejando llevar los esquís a una tienda a parafinar y dedicar tu tiempo a esquiar, parece que empieza bastante mal, sin embargo, luego corrige el rumbo y sus explicaciones contienen toda la información necesaria para encerar y parafinar a nivel básico.
El capítulo “Consejos prácticos” le encantaría a mi madre, es el que te cuenta que no te olvides de coger un par de calcetines secos, además, nos cuenta lo de las llaves del coche y, muy importante, que no nos sentemos encima de la mochila, no sea que rompamos algo… muy americano.
Vienen luego las explicaciones técnicas, abordando todos los aspectos del descenso, el clásico y el patinador. Creo que es todo demasiado detallado, demasiado complicado. Tiene la loable pretensión de desmenuzar la técnica, pero lo hace hasta un punto que nos exige un esfuerzo agotador de imaginación para ponernos en las situaciones descritas. La otra es ir con el libro a la pista e intentar hacer lo que propone, como si el libro pretendiera sustituir al monitor. Excesivo.
El capítulo sobre competición y entrenamiento es interesante y ameno.
Finalmente un capítulo de esquí fuera de pistas aborda la travesía nórdica y el Telemark, tanto con explicaciones técnicas como consejos prácticos de intendencia y seguridad.

miércoles, 23 de septiembre de 2009

Entrenamendua Uztarrozen

Aurreko asteburuan talde entrenamenduen egitarauaren bigarren atala bete dugu. Oraingoan klubak Uztarrozen daukan Bortiri aterpean. Leku ezin hobea, bai aterpea eta baita ere inguruko errepideak, eguraldia izan zen koska bakarra eta ala ere uste baino hobeto moldatu ginen.

Larunbatean Burgiko industrialdean egindako ariketak eta gero, Belabartzeko igoera egin genuen. Estatubatuar eski webguneetan ikusten diren paisaien inbidia kentzeko lekua. Hiru taldetan egin genuen igoera.

Gauean, Manuren 50garren urtemuga ospatu

50 50 50 ¡Zorionak Manu! 50 50 50

eta hurrengo egunean Abodiko eski guneko aterpera igo ginen Larrau mendatearen Otsagabiako isurialdeko igoeraren parte handiena eginez. Gure asmoa goraino joatea zen, baino lanbroak eta euriak atzera bota zituen azkenean horretan saiatu ziren bi ausartak.

Josu Erkizia, Xabi Gardeazabal, Leire Gardeazabal, Mikel Ibergallartu, Beñat Irizar, Mikel Sarasola, Mikel Irizar, Manu Elorza, Jokin Sarasola eta Garazi Irizar izan ziren oraingoan parte hartzaileak.

Bideo labur bat ikusi dezakezue jasotako irudiekin. Eta hemen argazki batzuk.

video